Cómo cortar metacrilato correctamente: Herramientas básicas

Cómo cortar metacrilato correctamente

Si estás leyendo este artículo es porque quieres plasmar una idea que tienes en metacrilato. ¿Cierto? Por eso, en Akrylius te vamos a mostrar cómo puedes cortar metacrilato y cuáles son las herramientas más adecuadas.
Para comenzar, te diremos que mantener el film de protección del metacrilato es una de las mejores cosas que puedes hacer hasta que no hayas acabado con los corte o agujeros que tengas que realizar sobre la pieza. ¿Por qué? Porque aunque es un material muy resistente, se raya fácilmente.

Ten en cuenta, que si no cuentas con las herramientas adecuadas para cortar este material es mejor que confíes en el buen hacer de un especialista, ya que evitarás posibles accidentes, tendrás el proyecto deseado bien ejecutado y no despilfarrarás material al no tener los medios adecuados. Enmendar un corte mal hecho puede ser peor que hacer la pieza desde cero. Sin embargo, si eres manitas y cuentas con experiencia y medios, te animamos a que realices la ejecución de la pieza.

Herramientas básicas para cortar metacrilato sin estropearlo

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando cortamos un material es elegir el tipo de hoja, disco o fresa a utilizar. Es uno de los puntos claves. Otro de los puntos claves es la velocidad de corte. Demasiado lento puede crear irregularidades en el material y demasiado rápido puede fundir el material.

Si eres un profesional, no es necesario que te digamos que puedes utilizar una fresadora o mecanizadora de corte vertical u horizontal. Pero si no es así, puedes utilizar una caladora, para mayores espesores, o un simple cutter, para espesores menores (1-3 mm).

Antes de comenzar el corte, marca o traza la línea a seguir, incluso marcándola previamente con un cutter o marcando alguna referencia en extremos.

Si no cuentas con los medios ni experiencia adecuados y tu proyecto es más elaborado que cortar simplemente unas placas de metacrilato, te animamos a que recurras a un profesional. Evitarás posibles accidentes, conseguirás tu proyecto sin desperdiciar tiempo ni material y obtendrás el resultado buscado, que imaginamos que es lo más importante para ti.

Cortar metacrilato con caladora

Cuando no eres un profesional de los materiales acrílicos, como el metacrilato y el policarbonato, pero sí que cuentas con experiencia trabajando otros materiales, será habitual que utilices la caladora o sierra de calar. La caladora la puedes utilizar para cortes rectos y puede ser una buena opción para cortar el metacrilato de unos espesores entre 4-6 mm.  Debes tener en cuenta la hoja que debes utilizar sea de diente fino y puede valerte una para madera y metal. Cuanto menor profundidad tenga la hoja, mejor funcionará al tener una resistencia menor al material y menor fricción.

Otra observación que te hacemos es que pruebes en un trozo del material que no vayas a utilizar para ver cómo se comporta esa hoja de calar en ese grosor de metacrilato yendo a mayor velocidad o menor velocidad. Cuidado con ir demasiado lento en el corte porque la hoja se puede calentar en exceso y puede recalentar el metacrilato haciendo que el borde quede fundido.

 Cómo cortar con cutter el metacrilato

Cuando  el metacrilato es una lámina de 1 mm puedes cortarlo como si se tratara de una lámina de acetato o de polietileno para encuadernar. Por lo tanto, podrás utilizar como herramienta de corte un cutter. En este caso es importante que te ayudes de, a poder ser, una regla metálica, sobre la que te podrás apoyar ejerciendo ligera presión mientras vas pasando el cutter por la línea o forma previamente marcada. Quizás no sea suficiente con una única pasada de corte, por lo que te sugerimos repetir el proceso varias veces hasta que veas que la lámina ha quedado dividida tal y como querías. Para asegurar que no se desplaza la lámina mientras cortas, puedes pegar unas cintas adhesivas, colocar pinzas de dibujo o incluso sargentos de la superficie a la lámina de metacrilato.

Cómo cortar metacrilato de 1mm a 3mm con cutter

Utilizando las recomendaciones que citábamos en el párrafo superior sobre cómo cortar metacrilato con cutter conseguirás el corte deseado. Simplemente marca la pieza, sus dimensiones, fíjala a una superficie y ayúdate de una regla metálica o algo similar. Presiona ligéramente sobre la superficie de extremo a extremo.

Puedes utilizar el cutter de toda la vida o un cutter especial para plástico.

 Cómo lijar los cantos cortados de metacrilato

Tras cortar el metacrilato está bien que repases los cantos del material para que así los cantos queden suaves al tacto y no suframos una posible lesión con ellos. Cuando cortas una lámina de metacrilato de 1, 2 ó 3 mm quizás no sea tan necesario que lijes los cantos tras cortar el material, pero a partir de 4 mm ya se convierte en algo indispensable.

No utilices una lijadora eléctrica, utiliza un papel de lija. Si tras cortar el metacrilato los cantos te han quedado demasiado bastos, comienza con un papel de lija de grano grueso, tanto con agua como sin agua, que quede la superficie del canto más o menos regular. Después, pasa una lija de grano más fino y verás qué diferencia y cómo ha mejorado el canto de la placa de metacrilato.

Taladrar metacrilato

Antes de perforar o taladrar el metacrilato o plexiglás es indispensable que hagas una marca con un rotulador permanente o incluso, mejor aún, con un punzón sobre el centro de la pequeña circunferencia de vaciado que vas a realizar para evitar que cuando apoyes la broca sobre el material se deslice. Además, fija el material a la superficie de trabajo con un gato o sargentos.

Para taladrar el metacrilato te recomendamos utilices brocas de tipo helicoidal, colocando la broca a un ángulo de 90º respecto a la superficie, es decir, perpendicular a la placa de metacrilato que vas a perforar. También te recomendamos que taladres a un ritmo lento.

Cómo se puede pulir metacrilato con calor

Este tipo de acabado ya es más elaborado y más dirigido a profesionales, no a amateus. Pero si eres una persona habilidosa y te gusta experimentar -recuerda que el éxito también lleva implícito el error- puedes probar con una pistola de aire caliente, aplicando el aire sobre el canto del material, teniendo mucho cuidado con el exceso de calor para que no funda el material.

Por último, te recomendamos que limpies el material con los productos y la forma de limpieza que te recomendamos en uno de los anteriores artículos de este blog.

Comparte este Post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Deja un comentario